Etiquetas

Decoloración del pelo

Seguramente habrás oído que el ponerte mechas o decolorarte el pelo produce daños. Es cierto, pero no por ello te sugerimos que no lo hagas, ya que el efecto visual que produce un cambio de color de pelo hecho correctamente puede ser maravilloso. Los productos aclarantes también pueden producir un efecto de engrosamiento y volumen al hinchar cada pelo individualmente.
Sólo debes seguir los pasos adecuados a la hora de darte mechas o blanquearte el pelo para mantenerlo hidratado y saludable con su mejor aspecto.

cabello decolorado

¿Cómo funcionan los decolorantes de cabello?

Blanquear y ponerse mechas hace quitar el color del pelo mediante un proceso de oxidación. La oxidación decolora el pigmento en cada cabello, esa es la razón por la que si dejas actuar el producto decolorante el tiempo suficiente tu cabello se volverá blanco o casi blanco. Con frecuencia, una cabellera decolorada se torna amarillenta, esto es debido a que la queratina, proteína de la cual está formada el pelo, tiene un tono natural cercano al amarillo. Incluso para el caso de tintes rubio platino también será necesario el proceso previo de la decoloración. Es imposible aclararse el tono de pelo si no es con un agente oxidante.


Peróxido de hidrógeno y amoniaco son los productos más comúnmente usados y a menudo se presentan mezclados ya que por separado son inestables y más lentos a la hora de blanquear. No te dejes engañar por marcas que promocionan sus productos como no perjudiciales para el pelo por no contener peróxido ya que sencillamente contendrán otro agente oxidante igual de agresivo.

¿Qué daño producimos al decolorar el pelo?

De todos los métodos para cambiar de aspecto al cabello el blanquear es el más agresivo y por lo tanto el que mayor daño produce. Por ello aconsejamos que siempre que se pueda sea realizado por manos profesionales.
El decolorante lo que hace es levantar la cutícula exterior para permitir al agente oxidante la completa penetración. Sin embargo, la decoloración, si es repetitiva puede llegar a levantar permanentemente las escamas de la cutícula produciendo así una continua deshidratación del cabello.

cutícula sana, dañada y abierta

Los daños producidos por la decoloración incluyen entre otros, sequedad, pelo quebradizo, crispado e inelástico. Un cabello que será más propenso a la rotura así como a tener puntas abiertas. El pelo decolorado es también más poroso e hinchado lo cual lo hace más vulnerable frente a otros procesos químicos y no químicos como pueden ser las permanentes o el alisado de pelo por calor o con agente alisador, cepillado y secado de pelo con aire caliente, etc. Como todos los decolorantes tienen efectos dañinos cuantas más veces repitas este proceso más se te dañará el pelo.




La cantidad de daño también depende del tono que queramos conseguir. Por ejemplo, cambiar de pelo moreno a rubio es lo más arriesgado ya que la concentración de agente oxidante es mayor y la aplicación dura más tiempo.
Se puede ver un pelo decolorado como una esponja. Tiene la misma facilidad para absorber agua como para desprenderse de ella. Por ello se necesita usar productos que hagan a la cutícula que se cierre para que mantener la cantidad de humedad e integridad general del cabello.

Test de alergia.

Normalmente no es necesario usar un test de alergia cuando se usa decolorante únicamente. Pero es frecuente que estos vengan combinados con colores u otros productos que pueden mancharte con sombras de color pajizo. Si el decolorante contiene tinte deberías por norma hacerte un test de alergia de antemano.
Dicho esto, debes tener en cuenta que los decolorantes pueden provocar quemaduras en el cuero cabelludo o cualquier otra parte con la que entren en contacto. Si en el proceso de aplicación sientes cualquier tipo de sensación incómoda como picores o quemazón interrúmpelo de inmediato. Incluso aunque te digan que es algo normal no hagas caso y pide que paren.

¿Cómo proteger tu pelo?

La mejor forma de combatir la deshidratación, el pelo quebradizo o rotura es darse un tratamiento de pre champú protector con acondicionador profundo tres días antes de la decoloración así como después. Y a continuación realizarlo semanalmente. Esto empapará tu cabello con humedad haciéndolo más elástico y menos propenso a la rotura. Si eliges el pre champú adecuado para ti también te proporcionará brillo, manejabilidad y movimiento.
Usa a diario algún tipo de protector contra daños para mantener el pelo hidratado, brillante y protegido de los agentes medioambientales. Productos de este estilo también ayudan a sellar los huecos dejados por la cutícula levantada.
Además el uso de acondicionadores después de cada lavado ayudará a que tengas menos enredos aplanando la cutícula y sellando la humedad.
Procura no peinarte o cepillarte con demasiada fuerza, hazlo delicadamente para prevenir roturas. Comienza por las puntas y ve trabajando el pelo hacia las raíces.
Recuerda apagar el secador en cuanto notes el pelo seco ya que el pelo decolorado es más sensible al uso intensivo de calor y podría restarle humedad y elasticidad.
Y por último usa un producto suavizante el cual te ayudará cerrar y suavizar la cutícula del cabello reduciendo así la evaporación de la humedad y aplicándole una apariencia brillante y saludable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario