Etiquetas

Consejos para elegir el color de tinte para tu cabello.


Hubo un tiempo en el que las opciones de color de tinte se reducían a rubio, pelirrojo, castaño y negro. Pero esos días ya pasaron a la historia. Actualmente cada color de pelo básico viene con una amplia gama de opciones cubriendo todo el espectro desde rubio platino a negro azabache pasando por colores no tradicionales como el rosa o el chartreouse. Sin embargo, ten cuidado, porque la elección de un tinte malo le puede producir muchos dolores de cabeza.

Primeras decisiones.

El mejor método para elegir un color de pelo es tener claro los resultados que esperamos de él. Dependiendo de si lo usarás para cubrir canas, para resaltar tu color natural o para cambiar completamente tu imagen, saber lo que quieres te ayudará a reducir las opciones.




Pero ante de elegir color primero debes decidir durante cuánto tiempo quieres tener tu pelo teñido. Hay tintes temporales que se mantienen durante uno o dos lavados, semipermanentes que duran unos dos meses y  permanentes, los cuales pueden ser molestos por la continua necesidad de retocar las raíces.

Elegir un color compatible.

Una vez que has decidido el objetivo y la duración que deseas de tu tinte es hora de sacar la rueda de colores. Los expertos en belleza nos clasifican en dos grupos, frío o cálido (cool o warm en inglés), dependiendo de nuestro tono de piel, ojos y color natural de pelo.


Aunque esta es una buena guía puede resultar difícil determinar el color de tinte si, por ejemplo, te has bronceado la piel al sol o en sesiones de rayos uva, o bien si tienes piel rosácea, manchas de vejez o quizá abundancia de canas. Pero no desesperes. Hay un atajo.

Examina tu armario. Tonos fríos son el verde, azul y violeta. Tonos cálidos son el rojo, naranjas y amarillos. Es posible que tu vestuario se componga de una mezcla de estos tonos. Aquellas prendas que te favorezcan más te podrán dar una pista de la categoría a la que perteneces, frío o caliente. Por ejemplo, si el verde oliva te hace desaparecer y nadie se fija en ti entonces los colores fríos como el rubio ceniza (los tonos ceniza contienen verde) no son para ti.



Algunos consejos.

1.Las mechas son una buena forma de añadir color a un pelo monocromático como el castaño puro o el negro azabache.

2.Ten cuidado con aquellos colores que contengan verde, azul o púrpura en su composición ya que si los mezclas con tonos calientes tu pelo pasará a ser verde.

3.Los niveles de coloración  que normalmente se ven en los envases de tinte van del uno, negro, hasta el doce, rubio claro.

4.Los colores complementarios son opuestos entre sí en la rueda de color, azul frente a naranja o violeta frente a amarillo. Si quieres neutralizar mechas no deseadas elige su color complementario. Por ejemplo, el rojo cancelaría los matices ceniza así como los tonos ceniza neutralizaran mechas rojas.


5.Asegúrate de si el tinte que vas a usar es progresivo o no. Los tintes progresivos añaden color con su uso continuado. Por ejemplo, si vas a teñir un pelo rubio de negro los tintes progresivos no te dará el resultado esperado. Sin embargo, con su uso continuado conseguirás el cambio a negro azabache.

6.Si piensas teñirte el pelo con un tinte permanente y estás embarazada consulta con tu médico antes de hacerlo ya que estos pueden contener componentes químicos no beneficiosos.

7.Ten en cuenta que los tintes de henna, los cuales tienes una base orgánica vegetal, no se mezclan bien con los tintes de origen químico.

8.Justo después del teñido no te bañes en la piscina o en el mar ya que tanto el cloro como la sal no se llevan bien con  la química de los tintes.


No hay comentarios:

Publicar un comentario